Noticias

Mensaje de UNFPA sobre la decisión de EEUU de negar su financiación

Date: 04/04/2017

NACIONES UNIDAS, Nueva York.- El Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA, lamenta la decisión de los Estados Unidos de América de negar cualquier financiación a futuro para su trabajo que salva vidas alrededor del mundo. Esta decisión está basada en un concepto equivocado de que UNFPA "apoya, o participa en el manejo de, un programa de aborto coercitivo o esterilización involuntaria" en China. El UNFPA refuta esta alegación, ya que todo su trabajo promueve los derechos humanos de los individuos y parejas para tomar sus propias decisiones, libres de coerción o discriminación. Sin duda, los Estados Miembros de las Naciones Unidas han descrito el trabajo de UNFPA en China por mucho tiempo como una fuerza para el progreso y bienestar.

Los Estados Unidos, uno de nuestros países fundadores, ha sido socio de UNFPA por mucho tiempo, en la labor de proteger y promover la salud, así como los derechos reproductivos de las mujeres y las niñas, con el fin de mejorar su salud y la de sus familias. El apoyo que recibimos a través de los años del Gobierno y los ciudadanos de Estados Unidos ha salvado decenas de miles de mujeres tanto de muertes como de discapacidades prevenibles, y especialmente ahora en las crisis humanitarias mundiales que se están desarrollando rápidamente.

Con los aportes previos de Estados Unidos, UNFPA estaba luchando contra la violencia basada en género y reduciendo el flagelo de las muertes maternas en los escenarios más frágiles del mundo, en sitios de conflicto y desastres naturales, incluyendo Irak, Nepal, Sudan, Siria, Filipinas, Ucrania y Yemen. Todo el trabajo de UNFPA promueve los derechos humanos de individuos y parejas para que tomen sus propias decisiones, libres de coerción y discriminación.

Siempre hemos apreciado a los Estados Unidos como un socio confiable y líder en la labor de asegurar que cada embarazo sea deseado, que cada nacimiento sea seguro y cada joven alcance su pleno desarrollo. Por lo tanto, tenemos ganas de continuar nuestro trabajo con los Estados Unidos para abordar estas preocupaciones globales y restaurar nuestra alianza para salvar las vidas de mujeres y niñas al nivel global, dentro del marco de los objetivos de desarrollo globales, sin dejar a nadie atrás.