Noticias

Parteras, madres y familias: compañeras de vida

Date: 05/05/2017

Mensaje del Director Ejecutivo de UNFPA, Dr. Babatunde Osotimehin. Día Internacional de la Partera, 5 de mayo de 2017.-


UNFPA, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, celebra el heroico trabajo, encaminado a salvar vidas, que las parteras llevan a cabo día cada día, a menudo en circunstancias difíciles. Gracias a las parteras, cada año millones de mujeres pueden ejercer su derecho a recibir servicios de salud sexual y reproductiva, incluida la planificación familiar voluntaria. Estos servicios ayudan a garantizar embarazos seguros y deseados, además de nacimientos sin riesgos.

Sin embargo, son demasiadas las mujeres que aún carecen de acceso a estos servicios. Como resultado de ello, cada año más de 300,000 mujeres mueren durante el embarazo y el parto, alrededor de tres millones de bebés no sobreviven al primer mes de vida, y dos millones y medio de bebés nacen muertos. La mayoría de ellos podrían haberse salvado si hubiesen tenido acceso a la atención de parteras debidamente capacitadas en el marco de sistemas de salud sólidos.

UNFPA apoya firmemente la capacitación y el trabajo de las parteras en más de 100 países. Desde el año 2009, UNFPA ha trabajado con diversos socios para apoyar a más de 600 escuelas de partería, a través de las cuales se ha formado a más de 80,000 parteras. También hemos ayudado a fortalecer a asociaciones de partería nacionales en 75 países y a mejorar el marco normativo para la práctica de la partería con el objetivo de garantizar la rendición de cuentas.

El tema del Día Internacional de la Partera para este año, “Parteras, Madres y Familias: ¡Compañeras de Vida!”, destaca el papel fundamental que juegan las parteras. Las parteras salvan vidas, apoyan a las familias y promueven su salud, además de empoderar a las mujeres y a las parejas de modo que puedan decidir en qué momento y con qué frecuencia tener hijos. También ayudan a evitar el contagio de infecciones de transmisión sexual y discapacidades como la fístula obstétrica, la transmisión del VIH materno-infantil y la mutilación genital femenina.

Evitar las muertes y discapacidades maternas y neonatales, además de empoderar a las mujeres de modo que puedan tomar decisiones informadas y saludables, al tiempo que ejerzan sus derechos, son elementos fundamentales para alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible para el año 2030. Para hacer que esto suceda, necesitamos expandir los programas de partería, observando los estándares globales más altos, y promover un ambiente propicio que les permita a las parteras satisfacer de manera eficaz las necesidades de las mujeres y sus familias.

El día de hoy quiero exhortar a todos los gobiernos y socios para el desarrollo a sumarse a los esfuerzos de UNFPA, de modo que más mujeres puedan sobrevivir y ellas, sus familias y sus comunidades, tengan una existencia más próspera.